padre nuestro y gloria todo lo que pidieras

Oraciones poderosas acerca del Gloria 2019-09-15

padre nuestro y gloria

Hoy os traemos un buen artículo sobre padre nuestro y gloria que espero que os entusiasme.

 

Juan 14:13 – “Todo lo que pidiereis en mi nombre, eso haré.

Estas palabras fueron pronunciadas a los discípulos cerca del final del ministerio de Cristo.

Hablan de la responsabilidad que pronto asumirían de continuar su ministerio en su lugar.

Se les ha enseñado todo lo que el Padre le dijo, y se han convertido en parte de Su plan, para promover Su Evangelio y Su reino en la Tierra.

Pronto saldrán y harán las obras de Cristo en Su poder por medio del Espíritu Santo.

Su trabajo y oración comenzaron una nueva obra de Dios basada en el Nuevo Testamento de la muerte, resurrección

y ascensión de Cristo.

Es la oración de fe la que trae el poder para el trabajo.

Desde que Cristo fue al Padre, ahora eran Su cuerpo en la tierra.

Como Cabeza, Él trabaja desde el cielo, para y a través de Su cuerpo,

la Iglesia.

Hubiera sido natural esperar que sólo se pudieran realizar obras menores una vez que Jesús estuviera en el cielo,

pero esto no fue lo que predijo.

padre nuestro y gloria

Él dijo:

“El que cree en mí,

las obras que yo hago, él también las hará, y hará obras mayores.”

La muerte de Cristo rompió el poder del pecado,

Su resurrección trajo el poder de una vida eterna,

Su ascensión trajo para el creyente el Espíritu Santo residente.

Esto también proveyó la relación más cercana posible para la comunión y el compañerismo entre todos los creyentes y el Padre a través del Hijo.

La expansión y el crecimiento de la Iglesia por más de 2,000 años

ciertamente es una prueba presente de que Dios está obrando a través de los discípulos

de Su Hijo la obra más grande de difundir el Evangelio a un número incontable de personas en todo el mundo

y de continuar cada día.

Durante Su vida terrenal,

Él se limitó al tiempo y al lugar, alcanzando a los que lo rodeaban,

teniendo alrededor de 900 discípulos.

Desde su ascensión, ha trabajado a través de un número cada vez mayor de Sus discípulos, respondiendo a la oración con poder para hacer las obras que Él hizo, y aún mayor, en Su Nombre, concedido por el Padre.

No importa cuán insignificantes nos consideremos a nosotros mismos, todos somos parte de Su cuerpo y dignos de cualquier parte que podamos desempeñar a través del Espíritu para promover la difusión del Evangelio.

También debemos edificar y animar a otras partes del cuerpo, a otros creyentes.

Todo debe hacerse para la gloria del Padre y del Hijo.

Cuanto más oramos en el Nombre de Jesús, más poder espiritual se nos da.

padre nuestro y gloria

Quejarse de la debilidad o de la incapacidad es en realidad quejarse de nuestra falta de oración y de nuestra dependencia del poder y de la fuerza y de las promesas de Jesús y del Padre.

¿A quién servimos y cuánto puede hacer Él por nosotros?

Jesús continúa diciéndonos que lo único que debemos hacer es pedir, que el Padre espere para derramar Sus bendiciones si nos comunicamos y pasamos tiempo con Él,

y aprendemos de Él lo que Él desea que hagamos.

Sus bendiciones no serán limitadas o medidas cuidadosamente.

La palabra “verter” sugiere abundancia y acción rápida.

Dios espera nuestra oración sincera, creyendo que Él está listo y capacitado para conceder nuestras peticiones.

Debemos mantenernos enfocados en que la promesa de respuesta

está conectada con la realización de Sus obras.

Esto significa que cualquiera que ha escogido gastar sus mejores esfuerzos en la obra del Señor,

busca Su voluntad y gloria.

Le servimos a Él, no al revés.

La oración nos enseña y fortalece para la obra del Señor,

y la obra nos enseña y fortalece para orar.

Que Jesús quiere hacer grandes obras a través de nosotros está claramente declarado.

Que Él nos dará el Espíritu Santo para darnos poder también lo es.

Pedir en Su Nombre es lo que Él nos pide que hagamos.

Su respuesta a esa oración es: “lo que haré”.

Debemos aprender a vivir para orar y orar para vivir,

todo esto al Padre a través de Jesús, y Él promete darnos el poder para hacer Sus obras.

Jesús también dijo que Él ha vencido al mundo.

Todos estos son regalos – no tenemos que trabajar hasta cierto nivel para ser aceptados.

Son regalos por el amor y la misericordia del Padre hacia nosotros.

Sólo tenemos que creer.

Debemos continuar orando para aumentar nuestra fe para que podamos crecer y madurar en Su obra,

y aumentar nuestro poder en la oración, para que nuestro trabajo aumente en hacer lo que Él haría si estuviera aquí.

Debemos orar por el perdón de nuestros límites de oración, fe y obras.

Debemos practicar el trabajo y la oración en el Santísimo y Maravilloso y Precioso Nombre de Jesús el Cristo, Nuestro Salvador, Nuestro Redentor, Nuestro Intercesor, Nuestro Ayudante y Pastor, Nuestra Cabeza y Ejemplo, ahora y para siempre.

Todo para la gloria del Padre, en el Nombre del Hijo.

Este es el objetivo último de toda oración contestada. Si no hay posibilidad de que esto se cumpla, entonces esa oración no será contestada.

El objetivo y el resultado de nuestra oración debe ser también este objetivo y este fin. Estos sentimientos son hablados a menudo por Jesús durante su ministerio terrenal.

“Padre, glorifica a tu Hijo, para que tu Hijo te glorifique a ti.”

¿Podemos imaginar alguna oportunidad para que Dios sea glorificado y que el Hijo pase por alto? Por lo tanto, cuando oramos por algo que traerá gloria a Dios, entonces Él proveerá lo que se necesita.

 

 

Mira la recopilación de oraciones en Oraciones de la noche

Oraciones justo juez
Oracion san cipriano
Oracion san expedito
Horario santa misa

Gloria oración católica

Oración de Gloria

Gloria al padre

Gloria católico.

Realiza un comentario